cebolla morada

Las cebollas moradas, son cultivares de cebolla con una piel roja púrpura y una carne blanca con matices rojizos. Tiende a ser de tamaño mediano a grande y tener un sabor suave a dulce. A menudo se consumen crudas, asadas o cocinadas levemente con otros ingredientes, o se añaden para dar color a ensaladas. Tienden a perder su color rojo cuando se cocinan.
Las cebolletas no forman verdaderos bulbos, sino un engrosamiento del conjunto de hojas en su base. La diferencia más grande con la cebolla es que la cebolleta no produce bulbos y desarrolla 2 a 6 brotes o ramificaciones de tamaño parecido y que se cosechan al estado verde y constituyen el órgano de consumo de la especie. El órgano de consumo de las cebolletas está compuesto por el pequeño tallo que es recubierto por las partes envainadas de las hojas y que conforman un falso tallo blanco, similar al del puerro.
Polvo de cebolla
La cebolla blanca es la cebolla común y es usada ampliamente en la cocina internacional. Se utiliza completa, en rodaja, picada, molida o en polvo, se consume cruda, asada, frita, horneada y hervida. Es un ingrediente importante en muchos guisos y preparaciones.
Cebolla de tallo largo
La col morada tiene hojas con un color violáceo característico, se utiliza principalmente en ensaladas
La cebolla blanca es la cebolla común y es usada ampliamente en la cocina internacional. Se utiliza completa, en rodaja, picada, molida o en polvo, se consume cruda, asada, frita, horneada y hervida. Es un ingrediente importante en muchos guisos y preparaciones.
La sal de cebolla es un sazonador elaborado con sal y cebolla deshidratada en polvo, se utiliza para darle sabor a cebolla a los platillos, tales como pescados, carnes, mariscos, sopas, ensaladas y otros