chiles verdes

Los chiles verdes son los frutos inmaduros de algunas especies de chiles como los morrones, jalapeños, poblanos, serranos entre otros, usualmente cambian de nombre al madurar.
En términos generales los chiles cuando maduran se tornan curvos y de color rojo con diferentes tonalidades según la variedad, por tanto el chile rojo es el chile maduro, se utiliza para hacer salsa o como condimento, usualmente se deshidrata para convertirlo en chile seco.
El chile ancho, uno de los chiles secos más utilizados en México, es la forma seca del chile poblano. Es de color rojo oscuro y mide entre 12 y 15 centímetros de largo. Aunque es muy parecido al chile mulato, tiene un sabor con diferentes matices. Su grado de picante varía grandemente, desde bastante fuerte hasta poco picante. El chile ancho se emplea en un sin fin de platillos y frecuentemente se combina con otros chiles secos como el mulato y el pasilla para la elaboración de moles y adobos.
Es una técnica para conservar los chiles en el vinagre, también se llama en escabeche, consiste básicamente en el precocinado mediante un caldo de vinagre, aceite frito, vino, laurel y pimienta en grano y embasado del producto final.
El chile serrano es una variedad de chile que se consume en México, caracterizado por ser pequeño, de forma cilíndrica y a veces terminado en punta. Se considera picante y generalmente se acompaña con sus semillas y venas, también muy picantes. Cuando aún no ha madurado es de color verde y fresco, en su estado maduro es de color rojo. Se consume crudo, cocido, asado o frito. Se utiliza completo, desvenado y sin semilla, cortado en rajas, encurtidos y en escabeche, seco se utiliza completo o molido. Es el ingrediente principal de la salsa verde y como acompañamiento de sánwiches y tortas.
El chile Jalapeño se llama así por la ciudad de Jalapa en el estado mexicano de Veracruz, es uno de los chiles más ultizados en la cocina mexicana. Mide en promedio unos 8 centímetros de largo y es medianamente picante. Se emplea fresco, asado, cocido y en vinagre, tanto en su etapa verde como después de que madure y se ponga de color rojo vivo. Seco y ahumado, se convierte en el chile chipotle, el mora o el morita.