yema de huevo

El Pad thai es un platillo típico de la gastronomía tailandesa, consiste en un salteado de fideos de arroz con huevo, brotes de soya, salsa de pescado, tamarindo, cilandro, cacahuates picados y además puede contener camarones, pollo o tofu.
El pan francés consiste en una rebanada de pan que es empapada en leche y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite o mantequilla. Se endulza con miel, mermelada o azúcar y es aromatizada con canela.
Rebozar, bañar con huevo batido y pasar por pan rallado un alimento para freírlo o asarlo.
El panqué es la versión latina del Pound cake o pastel de libra de origen Inglés y muy popular al sur de los Estados Unidos. Se elabora con una libra de cuatro ingredientes básicos: harina, huevo, mantequilla y azúcar.
Los papadzules son un platillo tradicional de la gastronomía de la Península de Yucatán, en México. es un platillo mestizo, con claras influencias indígenas. Consiste de tortillas de maíz remojadas en una salsa de pepitas de calabaza, y rellenas de huevo cocido y bañadas finalmente en una salsa de tomate con chile habanero y cebolla. Pueden adornarse con cebolla morada y chile habanero picados. Es un guiso común en los estados de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.
El pionono es un platillo que se prepara en España y varios países latinoamericanos, esencialmente es un bizcocho relleno y enrollado con una preparación dulce o salada según el país. En España el bizcocho va envinado. Entre los rellenos dulces destaca de crema chantilly, dulce de leche, fresas, nuez picada o helado. Las saladas jamón, pollo, atún o huevo duro y en Argentina es un platillo típico para la cena de Navidad y Año Nuevo. El nombre de Pionono es en honor del papa Pio IX (Pio Nono en italiano).
El punto de nieve consiste en batir las claras de huevo, ya sea manualmente con ayuda de un tenedor o con una batidora hasta lograr una consistencia espumosa de color blanca.
El Estado mexicano de Querétaro cuenta con una gastronomía muy peculiar, basada en los productos típicos del semidesierto, las actividades agrícolas y ganaderas de la región, y su herencia virreinal. Predominan ingredientes prehispánicos como el maíz, el chile, las frutas y las cactáceas. Los platillos típicos de la región, son los tacos paseados, camote acicalado, aguas frescas, puchero acompañado con tortillas de colores, arroz con granada, pan de huevo o de pulque, enchiladas y guacamole queretano, gorditas de maíz martajado rellenas de migajas o de queso, charales, revoltillo; capirotado y buñuelos con miel de piloncillo y guayaba entre otros. Además es uno de los principales productores de quesos y vinos del país.
Cubierto con huevo batido y luego harina o pan seco molido y luego frito.
Es bañar un género que posteriormente se va a freír en harina, huevo, o una pasta tipo tempura o pasta orly. Este baño se le da, para conseguir una textura crujiente, o simplemente para evitar la rotura del alimento.
Yemas de huevo más crema que se cuajan al adicionarlas a diferentes platos calientes.
La salsa bearnesa es una salsa emulsionada a base de mantequilla y yema de huevo, condimentado con estragón y chalotas, con perifollo, cocinado en vino y vinagre para hacer un glaseado. Se sirve caliente.
La Catsup es una salsa de tomate condimentada con vinagre, azúcar y sal, además de diversas especias. Se utiliza como aderezo para papas fritas, hamburguesas, sandwiches, emparedados y huevo en diferentes preparciones
Salsa fría, cruda, a base de aceite, huevo, sal, pimienta y algo acido como por ejemplo jugo de limón que evita se corte al batirla para emulsionarla.
El San Jacobo es un platillo típico de la gastronomía Suiza, debe su nombre al apóstol Santiago patrono de Basilea. Consiste en carne de ternera que envuelve jamón y queso y luego es rebozado en huevo y pan molido.
Plato dulce o salado que debido a la adición de claras de huevo batidas a punto de suspiro, se infla apreciablemente con el calor.
Surimi es una palabra de origen japonés que significa carne picada hace referencia al producto creado a partir de pescados de carne blanca o aves de corral. Los filetes de pescado son desmenuzados y enjuagados repetidas veces hasta formar una pasta gelatinosa. esta pasta es mezclada con aditivos tales como almidón, clara de huevo, sal, aceite vegetal, sorbitol, azúcar, proteínas de soja y otros condimentos. Imita la textura y el sabor de producto de más alta calidad como la cola de langosta.
Los tacos de guisado son tacos hechos de platillos típicos mexicanos, como son: chicharrón en salsa verde, costilla en chile morita, entomatado de lomo de cerdo, chiles rellenos de queso, rellena, mole verde con pollo o puerco, picadillo, bistec en chile pasilla, huevo con jamón, huevo en salsa, longaniza con papas, etc. Se acostumbra a servirse con dos tortillas con arroz encima y salsa verde y roja para ponerles encima. En la ciudad de México se pueden comprar estos tacos en puestos metálicos callejeros
La gastronomía del estado mexicano de Tamaulipas es rica y variada, en la que destacan productos como el maíz, carnes donde hay que mencionar al famoso cabrito, la carne seca, cerdo, pollo y venado, y los pescados y mariscos donde se encuentran la negrilla, el róbalo o el huachinango. Entre sus platos típicos hay que destacar el cabrito al pastor, cabrito al horno, parrilladas, gorditas rellenas, tamales de cerdo, asado de puerco, carne asada a la tampiqueña, carne seca con huevo, tortas de la barda, migadas, zacahuil. Además se elaboran excelentes platos con pescados y mariscos como los cebiches, sopas de mariscos, las jaibas rellenas, salpicón de jaiba, camarones elaborados de muy diferentes maneras como por ejemplo escabeche de camarón o camarones en su jugo, además de los pescados anteriormente nombrados, la negrilla, róbalo y huachinango. En cuanto a los postres destacar el pemole, que son rosquillas de harina de maíz, gorditas endulzadas con piloncillo, el camote con piña, las frutas cristalizadas y la cocada con piña y nuez. Bebidas típicas de esta región son el agua de Jovito, de Huapilla y el mezcal.
El omelet es un platillo elaborado con huevo batido y cocinado con mantequilla o aceite, en un sartén. La forma que se obtiene durante el cocinado es la de un disco plano y delgado que posteriormente se pliega sobre sí mismo, generalmente con un relleno como queso, jamón, champiñones, entre muchos otros. Este plato tiene innumerables variaciones.