piloncillo

En México, la melaza sólida de azúcar se vende en forma de cono truncado, con el nombre de piloncillo (en el centro y norte del país) o panela (en el sur), y es la base de varios postres mexicanos muy estimados como el atole, los camotes enmielados, las calabazas en piloncillo, los frutos cristalizados y el ponche.
La miel de piloncillo se obtiene hirviendo el piloncillo con agua y anís para formar un liquido espeso y muy dulce que se usa en México para bañar los buñuelos.
Las panelitas son un dulce tradicional de Boyacá, Colombia. Este postre es hecho a base de leche, piloncillo y harina.
La alegría es un dulce típico mexicano elaborado con amaranto pegados con miel o piloncillo y moldeado el cuadritos. Este dulce prehispánico era usado como elemento ceremonial de mayor relevancia.
Las Alporas son unos panecillos cuadrados y poroso, hecho con harina de maíz, huevo, azúcar o dulce de piloncillo.
En México en específico en el estado de Guerrero se conoce como Chilate a la bebida preparada con cacao, arroz, maíz (o galleta), canela y piloncillo. Esta bebida se toma muy fría.
El café de olla es una de las formas típicas de preparar el café en México. Se elabora utilizando una olla de barro grande de boca angosta y calentar con ella agua con granos de café gruesos y hasta enteros, que se mezclan con canela en rajas y con piloncillo.
El cocol es uno de los primeros panes elaborados en México y el más tradicional, fue una adaptación de los panes Europeos con ingredientes locales de la época. Es elaborado con harina de trigo, leche, huevo, anís y piloncillo y tiene forma de rombo.
Las coyotas son unas galletas tradicionales del estado Sonora, empezando en el pueblo de Villa de Seris en 1954 cerca de la capital, Hermosillo. Las coyotas sinaloenses son más viejas no tiene que ver nada con la receta de Villa de Seris. Son elaboradas con harina de trigo, manteca vegetal, azúcar y en su principio rellenas de piloncillo. La receta de las coyotas sinaloenses se conoce desde finales del siglo XIX. Actualmente en Baja California se hacen coyotas tipo Sonora
El estado mexicano de Guanajuato tiene una gran variedad de deliciosos platillos típicos de la región como las patitas de puerco, pacholas guanajuatenses, empanadas de carnitas, pan de Acámbaro, fiambre estilo San Miguel de Allende; pero definitivamente las clásicas son las enchiladas mineras. Sus bebidas más conocidas son el agua de betabel, cebadina, licor de fresa y agua de mezquite. Y postres como las fresas de Irapuato con crema o cristalizadas. Dulces típicos como son las cajetas de Celaya y las charamuscas, hechas de azúcar y piloncillo quemados, los jamoncillos, las cocadas, pepitorias, entre otros.
La guarapita es un licor típico del estado de la Guaira en Venezuela, esta hecho a base de papelón o piloncillo, aguardiente, agua y frutas como la parchita o maracuyá, coco y guanábana.
Los muéganos son un dulce típico del estado de Tlaxcala en México, consisten en una masa de harina de trigo frita cubierta con un caramelo hecho con base en piloncillo y azúcar.
Una palanqueta es un dulce típico mexicano que consiste en una barra hecha de una mezcla de caramelo de piloncillo con cacahuate, aunque también puede llevar semillas de calabaza, tiene una consistencia dura y crujiente.
El Estado mexicano de Querétaro cuenta con una gastronomía muy peculiar, basada en los productos típicos del semidesierto, las actividades agrícolas y ganaderas de la región, y su herencia virreinal. Predominan ingredientes prehispánicos como el maíz, el chile, las frutas y las cactáceas. Los platillos típicos de la región, son los tacos paseados, camote acicalado, aguas frescas, puchero acompañado con tortillas de colores, arroz con granada, pan de huevo o de pulque, enchiladas y guacamole queretano, gorditas de maíz martajado rellenas de migajas o de queso, charales, revoltillo; capirotado y buñuelos con miel de piloncillo y guayaba entre otros. Además es uno de los principales productores de quesos y vinos del país.
La gastronomía sonorense se distingue por la calidad de sus cortes finos, los tradicionales asados en leña y sus platillos elaborados con carne de res, como son: Carne deshebrada, Carne con rajas verdes, Burritos con tortilla de harina, Carne con chile colorado, Chorizos de res, Carne seca, Machaca, Tostadas con carne, Gorditas con carne, Sopes con carne, Tripitas asadas, Albóndigas de carne, Chuletas Bisteck a la mexicana, tambien son famosos sus tamales, Enchiladas, pozole y menudo. Entre sus postres destaca Pipitoria, Jamoncillo, Cubierto de viznaga, Cubiertos de calabaza, Cubierto de camote, Calabaza en miel, Cacahuate tostado, Piloncillo, Ajonjoli, Cubierto de papaya, Cajeta, Cristalizado de naranja y de limón, Conos de dulce, Asientos de caña, Dátil en miel, Palanqueta de nuez y de cacahuate, Pastel de elote, elotes asados y cocidos con queso, Arroz con leche, Empanadas de calabaza y de guayaba, Las famosas coyotas de pueblo, Nieve de pitahaya y pitahaya dulce, Ponteduro.
La gastronomía del estado mexicano de Tamaulipas es rica y variada, en la que destacan productos como el maíz, carnes donde hay que mencionar al famoso cabrito, la carne seca, cerdo, pollo y venado, y los pescados y mariscos donde se encuentran la negrilla, el róbalo o el huachinango. Entre sus platos típicos hay que destacar el cabrito al pastor, cabrito al horno, parrilladas, gorditas rellenas, tamales de cerdo, asado de puerco, carne asada a la tampiqueña, carne seca con huevo, tortas de la barda, migadas, zacahuil. Además se elaboran excelentes platos con pescados y mariscos como los cebiches, sopas de mariscos, las jaibas rellenas, salpicón de jaiba, camarones elaborados de muy diferentes maneras como por ejemplo escabeche de camarón o camarones en su jugo, además de los pescados anteriormente nombrados, la negrilla, róbalo y huachinango. En cuanto a los postres destacar el pemole, que son rosquillas de harina de maíz, gorditas endulzadas con piloncillo, el camote con piña, las frutas cristalizadas y la cocada con piña y nuez. Bebidas típicas de esta región son el agua de Jovito, de Huapilla y el mezcal.
El tejuino es una bebida originaria de los estado de Nayarit, Jalisco, Colima y Sinaloa en México. Consiste en maíz fermentado endulzado con piloncillo que se consume frío, usualmente acompañado de nieve de limón.